Crecimiento personal
Home > Extras de Vertellis Chapters > Crecimiento personal
Artículos relacionados
Disfruta de ti al máximo con el desarrollo personalLidiar con el estrésTu kit Vertellis de amor propio
Categorías
Desarrollo personalLidiar con el estrés
Anique Bleumink - 01/01/2020

Olvídate de las expectativas o úsalas positivamente

Todos tenemos expectativas. De nosotros mismos, de los demás, de las situaciones y de la vida. Pero, ¿qué pasa si estos pensamientos comienzan a interponerse en nuestro camino generando estrés o decepción si no se cumplen? Es el momento de descubrir cómo dejar de lado tus expectativas o ajustarlas. ¡Da el paso hacia una vida más libre y feliz!

El uso de las expectativas

Una expectativa es una visión o suposición de cómo saldrá algo. Podemos crear expectativas de todo tipo de cosas sobre nosotros mismos o sobre los demás. A veces son realistas, a veces no lo son. Las expectativas basadas en experiencias previas y creencias comunes pueden ser bastante útiles, porque podemos actuar o prepararnos en consecuencia. Por ejemplo, si te subes al coche para ir al trabajo cinco minutos antes de la hora punta, sabes que te encontrarás un atasco. Si quieres llegar a tiempo, debes salir antes o tomar una ruta diferente.

¿Expectativas o deseos?

Además de las expectativas prácticas, también tenemos expectativas que están estrechamente relacionadas con nuestros sueños, deseos y anhelos. En ese caso, no solo piensas que puede pasar algo, sino que esperas que realmente suceda. Si esta expectativa se cumple o incluso se supera, te dará sensación de felicidad. Si las cosas no salen como esperabas, es probable que te sientas decepcionado. Es bueno saber qué deseos forman la base de tus expectativas.  Todos estos deseos son parte de ti y eres responsable de ellos. Esto puede sonar muy serio, pero míralo de esta manera: también significa que puedes influir en ellos. No puedes influir en los factores externos que determinan si se cumplirán o no tus expectativas, pero sí en tus deseos. Así que concéntrate en las cosas que realmente deseas que sucedan y pon tu energía en ellas. De esta forma, puedes dejar de lado o gestionar mejor tus expectativas.

Cómo influyen tus expectativas en la realidad

Al igual que puedes influir en tus expectativas, tus expectativas pueden influir en ti. Normalmente pensamos mucho en el futuro: ¿qué queremos conseguir? ¿Qué desarrollos personales queremos atravesar? ¿Dónde queremos estar en cinco años? Incluso si eres una persona muy consciente y tratas de vivir en el aquí y ahora, es poco probable que no tengas ninguna idea o plan para el futuro.

Tanto si es a nivel consciente o subconsciente, tus expectativas influyen en tu comportamiento y, por lo tanto, en tu realidad. Si no deseas tomar el tren, inconscientemente caminarás más lentamente y, probablemente lo perderás. Podemos mirarlo desde otro punto de vista: tus expectativas también pueden tener un efecto positivo. Si tienes una expectativa positiva, te esforzará más para hacerla realidad. Estas expectativas comienzan a parecerse a metas, y si las alcanzas o no, depende principalmente de ti.

¿Puedes vivir sin expectativas?

Si podemos lidiar con las expectativas de una manera saludable e incluso usarlas para ayudarnos a alcanzar nuestras metas, no hay nada de malo en tenerlas. Pero es importante diferenciar entre las posibilidades (todo está indeterminado) y las expectativas (estás enfocado en un resultado determinado). Si no obtienes ese resultado, podrías sentirte decepcionado, pero esa decepción puede evitarse si permaneces abierto a diferentes resultados. Por lo tanto, es bueno tener menos expectativas. Pongamos un ejemplo de la vida cotidiana: has tenido una semana muy ocupada en el trabajo y al llegar el sábado esperas tomar un buen desayuno con tu pareja en el café de la esquina, seguido de un paseo. Sin embargo, cuando llega el sábado por la mañana, resulta que tu pareja tiene otros planes: dormir hasta tarde y pasar el rato en casa. Quizá te decepcione e incluso te enfade. ¿Qué pasaría si hubieras entrado el fin de semana sin expectativas y, en cambio, estuvieras abierto a todas las posibilidades de un día libre? Puede que la situación no haya sido mejor o incluso diferente, pero debido a que no tenías ninguna expectativa, podrías haber evitado tu decepción e incluso disfrutar del plan alternativo. 

Las expectativas sobre ti mismo funcionan exactamente de la misma manera. Si tienes una lista enorme de tareas pendientes y esperas que esté completamente terminada al final del día, te sentirás decepcionado si no lo logras. Si no tienes esta expectativa, ¡cada tarea que hagas será una menos para mañana! No estamos diciendo que una vida sin expectativas sea automáticamente una vida sin metas ni ambiciones. Puedes tener metas sin tener que ponerles altas expectativas de inmediato. De hecho, es todo lo contrario: olvidarte de las expectativas puede contribuir a tu crecimiento personal porque estás abierto a diferentes posibilidades y eres capaz de asumir desafíos sin reprimirte.

Cómo deshacerte de las expectativas:  5 consejos

Tenemos asumido que es bueno gestionar altas expectativas o rendirnos por completo cuando no las logramos. Pero, ¿cómo podemos simplemente olvidarnos de las expectativas? Es difícil, pero tampoco imposible. Prueba estos cinco consejos: 

1. Vive en el aquí y ahora. Cuando prestas atención a lo que estás haciendo en este momento y estás contento con ello, puedes ser feliz sin tener que pensar en el futuro y crear expectativas todo el tiempo. ¿Luchas con la atención plena? Utiliza Vertellis Chapters para tomarte un tiempo para descansar y reflexionar sobre ti mismo.

2. Acepta que no siempre tienes el control. Al tener una idea de lo que va a suceder, puedes tener una falsa sensación de control sobre la situación. En realidad, no controlas cosas como el comportamiento de otras personas, el pasado o el clima. Si puedes dejar de lado todas estas expectativas, tendrás más energía para concentrarte en lo que realmente importa.

3. No luches siempre por la perfección. Puedes tener expectativas más bajas, y ser feliz con menos.

4. Haz el siguiente pequeño ejercicio para liberarte de las expectativas. Escríbelas en un papel y, una vez que lo hayas hecho, tacha al menos la mitad. Mientras lo haces,despídete sinceramente de esas expectativas. Si notas que vuelven a tu cabeza, recuerda tacharlas.

5. Hazlo. O al menos inténtalo. La vida sin expectativas no es fácil, pero puedes mejorar practicando. Cuanto más lo hagas, más fácil será deshacerte de las expectativas.

Edición Clásica de Vertellis
Edición Clásica de Vertellis
$ 350.00 $ 390.00

¡Experimenta una verdadera conexión sin pantallas gracias a este juego de cartas de preguntas!

¡Con la Edición Clásica de Vertellis la comprensión, la atención y la conexión auténtica se convierten en lo más importante!

Juntos reflexionaréis sobre el año pasado y compartiréis vuestros sueños y planes para el próximo año. Conoce a tu familia, amigos o compañeros aún mejor.

  • El juego nº 1 en ventas
  • Ya lo han jugado más de dos millones de personas en todo el mundo.
  • Agotado 5 años seguidos  

    Customer Reviews

    Based on 206 reviews
    88%
    (182)
    9%
    (19)
    2%
    (5)
    0%
    (0)
    0%
    (0)
    E
    Elizabeth Rojas Ramirez
    MUY BUENA

    REUNION DE AMIGOS EN UNA CABAÑA LEJOS DEL INTERNET.FUE CASI TERAPEUTICA,SANADORA Y A TODOS LES ENCANTO LA EXPERIENCIA

    Hola Elizabeth,
    ¡Eso suena de ensueño! Qué lindo compartir con los amigos en la naturaleza y que nuestro juego les haya resultado reparador. <3 Mil gracias por compartir esta experiencia tan bonita.
    ¡Saludos!

    M
    Martha Veronica Murillo Ruiz
    Encantada

    Creo que aunque al principio se siente uno un poco oxidado por el distanciamiento que causa la tecnología, una vez que empiezas a soltar es una experiencia muy amena y nos deja una gran energía de amor. No lo hemos jugado tantas personas todavía porque me lo pienso llevar con mi familia que vive en Sonora y luego les puedo decir más. Gracias por haber creado Vertellis!

    Hola Martha,
    Mil gracias por relatarnos tu experiencia con tanto detalle. Me ha encantado eso que dices de que les dejó una 'gran energía de amor'. <3
    Espero que me cuentes la experiencia con el resto de la familia, estaré encantada de oírla. ¡Un abrazo!

    M
    Maria de Lourdes Carriles Alonso
    Me encantó!

    Jugamos con mi tía, mi mamá, mis hermanas, mis hijas y mis sobrinas... fue divertido, emocional, conmovedor y muy amoroso!

    Hola Maria
    ¡Qué lindo! Me encantan esas palabras que utilizas para describir esta experiencia y te agradezco mucho que lo compartas. Espero que sigan jugando y sigan disfrutando y aprendiendo juntas.
    Saludos